Instituto de Investigaciones Antropológicas

Yolanda Lastra

(México D.F. 1932)

Cuando la Dra. Yolanda Lastra, antropóloga y lingüista, ingresó a la Sección de Antropología de la UNAM en 1963, trajo consigo una sólida experiencia académica adquirida en diversas instituciones universitarias de Estados Unidos. Y al formar parte de la hoy llamada “vieja guardia” de investigadores del Instituto de Investigaciones Antropológicas en 1973, sus investigaciones en el campo de la lengua náhuatl y en el de la lengua otomí siguen un franco derrotero.

Paralelamente, sus inquietudes teóricas y metodológicas de esa época se encauzan hacia la sociolingüística, disciplina cuyo estudio aborda en 1974 y por primera vez en México. Lastra publica entonces con Paul L. Garvin una Antología que sería un texto de gran utilidad para maestros y estudiantes de antropología y de lingüística. Años más tarde, su libro, Lingüística para Hispanoamericanos. Una introducción obtuvo en 1993 el Premio “Wigberto Jiménez Moreno” a la mejor investigación en ese ámbito de las ciencias sociales.

La experiencia de la Dra. Lastra como investigadora se fue forjando mediante un prolijo trabajo de campo en pueblos de habla indígena principalmente del altiplano mexicano, recolectando valiosos conocimientos lingüísticos y etnográficos que ha podido compartir en diversos libros publicados por el IIA: El otomí de Toluca (1992); El otomí de Ixtenco (1997); Unidad y diversidad de la lengua. Relatos otomíes (2001)y  Los otomíes, su lengua y su historia (2006).

Además de su dedicación al estudio del español de la ciudad de México, La Dra. Lastra también ha incursionado en el estudio del chichimeco jonaz y el matlatzinca.

Por sus valiosos aportes al conocimiento y conservación de las lenguas indígenas, así como por su labor en la docencia de la lingüística antropológica en la UNAM, Yolanda Lastra se ha hecho acreedora a diversos premios y distinciones: Premio “Universidad Nacional 1999” en el área de Investigación en Ciencias Sociales, el Premio “Juana Ramírez de Azbaje 2003”, y la distinción Investigadora Emérita UNAM 2011.


Santiago Genovés

(Orense, Galicia, 1923- )

 

El Dr. Santiago Genovés inició estudios de antropología física en 1948 en la Escuela Nacional de Antropología e Historia, y después obtuvo una beca del Consejo Británico para estudiar el doctorado en la Universidad de Cambridge (1953-1956).

Regresó a México y quedó a cargo del laboratorio de antropología física del Museo Nacional de Antropología. Sus aportes acerca de crecimiento, estatura determinación de edad y sexo en restos óseos mesoamericanos lo convierten en el paleoantropólogo de mayor renombre en Latinoamérica.

Ingresó al Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, en la Sección de Antropología que una década después se transformaría en el Instituto de Investigaciones Antropológicas.

Sus viajes experimentales en balsas (Ra I y Ra II y Acali), a través del Atlántico, le permiteron estudiar el comportamiento humano en condiciones restrictivas. Estas experiencias se suman al estudio de la violencia en el país vasco que llevó a cabo a fines de los setenta. En 1986 presentó en Sevilla la Primera declaración sobre la violencia, en la cual estableció que las guerras son un producto cultural y no genético.

Autor de una treintena de libros y más de 250 trabajos en revistas especializadas de México, Genovés es también un comunicador de la ciencia.  Realiza videograbaciones científicas entre las que destacan “¿Pax?”, “El mundial de la paz”, “El músculo y la cultura” e imparte numerosas conferencias por todo el mundo. Su trayectoria científica lo hace acreedor a preseas nacionales e internacionales. En 1989 recibió el reconocimiento Investigador Emérito por la UNAM y en 2005, recibió en Caracas, una de sus últimas preseas: el premio “Al sociólogo más distinguido de la región”, a los casi 50 años de trayectoria como investigador.


Jaime Litvak

(México D.F., 1933-2006)

 

Fue arqueólogo por la Escuela Nacional de Antropología e Historia. De 1962 a 1967 trabajó en el Departamento de Prehistoria del Instituto Nacional de Antropología e Historia en donde apoyó las investigaciones que se realizan en los laboratorios de Arqueobotánica, de Arqueozoología y de Petrografía, entre otros. En 1970, concluyó el doctorado en antropología en la UNAM y realizó estudios de posgrado en las universidades de Estados Unidos y en Cambridge, Inglaterra; además estudió técnicas de prospección arqueológica en la Fundación Lerici en Roma y en Milán.

En 1968 ingresó a la UNAM como investigador de la Sección de Antropología del Instituto de Históricas. Cuando la Sección se convirtió en el Instituto de Investigaciones Antropológicas, Jaime Litvak fue el primer director; cargo que ocupó durante doce años.

Gracias a su experiencia en la práctica de una arqueología apoyada por otras ciencias y disciplinas afines, así como a su visión académico-administrativa, el IIA cuenta desde 1984 con un edificio apropiado para sus funciones, conformado por una serie de laboratorios y áreas que apoyan el trabajo de los investigadores, así como con una biblioteca prestigiosa y una infraestructura técnica para procesar la información antropológica.

El Dr. Litvak fue un incansable comunicador de la ciencia. Durante años su  inconfundible voz transmitió diariamente desde Radio UNAM el programa “Espacio universitario” con entrevistas acerca de los más diversos temas de la ciencia y la cultura. Los sábados, el programa “La música en la vida” fue la vida de Jaime Litvak.

Contribuyó en la formación de varias generaciones de arqueólogos mexicanos y, además de impartir numerosas conferencias,  coordinó durante años el Periódico Humanidades que divulgó una amplia temática cultural. Litvak recibió el Premio Universidad Nacional en Investigación en Humanidades y en 2001 fue reconocido como Investigador Emérito.


Alfredo López Austin

(Ciudad Juárez, Chihuahua, 1936)

 

Licenciado en Derecho y Doctor en historia por la UNAM, López Austin ha dedicado su vida a la investigación y a la docencia.

Estudia la cosmovisión prehispánica acerca del cuerpo humano, y actualmente, las nociones de responsabilidad social de los grupos humanos, la moral del individuo y los vínculos de ésta con las concepciones acerca de las almas, así como la oralidad de los mitos y su representación en las imágenes, principalmente en la cultura mexica.

Ha transmitido sus conocimientos a numerosas generaciones de alumnos en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, en el Posgrado en Antropología, en la Escuela Nacional de Antropología, el Colegio de México, el Centro de Investigación y Docencia en Humanidades del Estado de Morelos y en la Universidad Iberoamericana. Ha sido profesor e investigador huésped de prestigiosas universidades de España, de Francia, así como de la Escuela de Ciencias Culturales de Tokio, y de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos Lima, entre otras.

Sobresalen en su obra escrita, entre sus libros de autoría única, La constitución real de México-Tenochtitlan, Textos de Medicina Náhuatl, Hombre dios, Cuerpo humano e ideología, Los mitos del tlacuache, El conejo en la cara de la Luna, Tamoanchan y Tlalocan.

Su trayectoria profesional le ha merecido diversos premios y distinciones otorgados no sólo por la UNAM, como es el Premio Universidad Nacional en el área de investigación en ciencias sociales, sino también por instituciones académicas de Japón, de Italia y de Polonia. En 2011, recibió los premios “Linda Schele” por contribuciones sobresalientes acerca del arte y la cultura Mesoamericanos, reconocimiento que otorga la Universidad de Texas en Austin. En 2012 recibió de la Universidad de Harvard la “Medalla H.B. Nicholson” a la excelencia en estudios mesoamericanos. Por su larga y encomiable trayectoria se le otorgó la distinción Investigador Emérito 2000.


Salvador Armendares

(Villa Franca del Penedés, Cataluña 1925- 2010)

 

El Dr. Armendares fue un genetista de renombre por su amplia trayectoria profesional, la cual inició en 1950, cuando obtuvo el título de médico por la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México.

En 1956 realizó la especialidad en pediatría en el Hospital Infantil de México, y en los años sesenta, cursó estudios en genética humana en el British Medical Research Council de Oxford en Inglaterra.

Llevó a cabo una extensa y destacada actividad docente en diversas instituciones y en la UNAM por espacio de 35 años. Se vinculó con la antropología, como profesor titular de genética humana en la Escuela Nacional de Antropología e Historia y, en 1980, llegó al Instituto de Investigaciones Antropológicas a cargo de la operación del Laboratorio de Citogenética para apoyar investigaciones en el campo de la genética antropológica.

El Dr. Armendares se distinguió por su participación como miembro fundador de más de una veintena de importantes instancias científicas: del Sistema Nacional de Investigadores, de la Academia Mexicana de Ciencias, de la Academia Nacional de Medicina, de la Asociación Mexicana  de Genética Humana  entre muchas otras.

Por su labor en el desarrollo y la docencia de la genética humana, cuyos conocimientos difundió por medio de  libros, capítulos en obras colectivas y artículos científicos, el Dr. Armendares, obtuvo diferentes premios y distinciones: el Doctorado Honoris Causa otorgado por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla en 1998; el Diploma y Medalla de Reconocimiento al Mérito Universitario en 2001. Por su labor académica realizada durante 35 años, la UNAM le otorgó la distinción Investigador Emérito en 2002.