De daubentonianos, saraguatos y el pie de los monos.
Los orígenes de los estudios primatológicos en México durante el Porfiriato, con un epílogo post-1911

Bernardo Urbani y Carlos Serrano Sánchez

ISBN
978-607-30-5743-1
Precio
$ 1500
Edición
Primera 2022
Páginas
616
Clave
580
Tipo de edición
Coedición

IIA-UNAM, AMCA

Dimensiones
21 x 27 cm
Reseña

Esta obra nace del mutuo interés de los autores por la historia de la antropología biológica latinoamericana. La primatología, como disciplina bioantropológica, no escapa de ser particular motivo de estudio al ser aquella que busca comprender al Orden donde nos hallamos nosotros, los humanos. De allí que su caracterización histórica tenga particular relevancia; los primates no-humanos son sujetos que representan la otredad sobre la cual también se escriben discursos científicos que procuran entender a los humanos. En este sentido, la construcción de saberes alrededor de los primates permite ampliar las fronteras del cómo se ha comprendido a los seres humanos junto a sus pares biológicos.

En sus manos posee un libro que procura explorar las nociones alrededor de los primates que escribieron y divulgaron tres naturalistas del entre siglos porfirista: José N. Rovirosa (1849-1901), Alfredo Dugès (1826-1910) y Alfonso L. Herrera (1868-1942).

Esta obra pretende, por tanto, y por primera vez, reconstruir el inicio de los estudios científicos de los primates en uno de los países con mayor tradición primatológica del hemisferio occidental: México.

Esta obra inicia con una sección biográfica de los tres personajes arriba señalados. Esto se hace con el fin de comprender el tejido personal y profesional de cada uno de ellos. Para entender las vinculaciones de este triunvirato de naturalistas, agregamos secciones donde se destaca cómo pudo ser la relación entre ellos. El componente principal de este libro es el análisis pormenorizado de los escritos primatológicos publicados por Rovirosa, Dugès y Herrera. Se termina con un breviario conclusivo, así como una adicional y larga sección final que busca relatar sobre eventos históricos relevantes de carácter primatológico una vez caído el Porfiriato hasta nuestros días.

El lector notará que una larga porción de este libro –desproporcionada, quizás, con respecto a los otros dos personajes aquí tratados– se le dedica al pensamiento y cronología de las ideas y estudios en torno a los primates y nociones evolucionistas de Alfredo Dugès. Esto se debe al hecho que, por un lado, fue, seguido por Herrera, el más prolífico en cuanto a obra específica sobre primates y, segundo, por existir amplios archivos y colecciones del franco-mexicano que pueden ser estudiados actualmente.

Contenido